ESTADISTICAS DE MALTRATO DETECTADAS EN NUESTRO SERVICIO DE AYUDA DOMICILIARIA

Seguiendo con el tema de los malos tratos a las personas dependientes
Durante el año 2016 las estadísticas del servicio de ayuda a domicilio de Cuidar Bien a los Mayores son las siguientes;

Actuaciones ante maltrato a mayores

Su bienestar nuestra tarea.

56 NUEVOS USUARIOS

370,66 HORAS TOTALES
POR USUARIO
ATENDIDO

11523 HORAS TOTALES
DE ASISTENCIA.

Según información recabada a nuestros auxiliares hemos detectado al menos 8 usuarios a los cuales no se les dispensaba por parte de sus familiares y cuidadores informales un trato adecuado y en alguno de estos casos los cuidados a las personas mayores podían ser considerados maltrato psicológico.

Lo que supone que un 14 % de los usuarios atendidos, podían sufrir maltrato psicológico o al menos un trato inadecuado.

Esta cifra duplica el porcentaje dado por la OMS lo que nos lleva la teoría de “la punta del iceberg” y que el maltrato a las personas mayores es bastante superior al indicado en cifras oficiales.

Las conductas detectadas por nuestros auxiliares y por los trabajadores sociales en las entrevistas previas a la contratación del servicio iban desde, negarles el control de la cartilla, utilizar dinero sin consultarlos, no tener en cuenta sus opiniones, tomar decisiones por ellos, no escucharles…..etc.

No permitirles intervenir en conversaciones cuando ellos eran los protagonistas por ejemplo en las entrevistas a inicio de servicio donde concertamos una cita en el domicilio del usuario con sus familiares para conocer in situ la situación, muchas veces nuestro trabajador social tenía que imponerse para poder oír del propio mayor que es lo que necesitaba y que es lo que quería del servicio.

También en la consulta del médico, en una ocasión un hijo no dejo hablar a su padre siendo él quien describió los síntomas del paciente y lo que le pasaba sin dejar hablar a su progenitor y quitándole importancia a sus “imaginarias dolencias”.

Otra conducta detectada por nuestros auxiliares y que podría ser considerada sino malos tratos psicológicos si al menos trato inadecuado fue la siguiente;

El trato que el sobrino de uno de nuestros usuarios dispensaba a su tío al que podríamos llamar como infantilismo, ya que se dirigía a la persona mayor como si fuera un niño y en varias ocasiones ordeno a nuestro auxiliar que castigara al usuario sin postre al no querer tomarse la pastilla, cuando hasta el propio médico de familia había dispensado de tomarla mientras no se encontraba la dosis o calmante adecuado ya que lo recetado le generaba una somnolencia exagerada.

Otro de las comportamientos, que se da en la primera entrevista para poder establecer las necesidades del servicio, es lo que llamamos un “trato de silencio” por parte de los familiares al hablar de los mayores como sino estuvieran presentes aunque el profesional se dirija directamente a los usuarios y no a los familiares.

También detectamos en un servicio de unas horas cada fin de semana el abandono en el que se hallaba un mayor ya que el auxiliar cada sábado se encontraba el domicilio en unas condiciones nada higiénicas y al mayor oliendo mal y sin ningún cuidado.
El servicio se realizaba solo los fines de semana para que el hijo que vivía con su padre pudiera descansar ya que de lunes a viernes se encargaba de su acompañamiento.
Cuando el auxiliar volvía al siguiente fin de semana la situación era la misma lo que nos llevo a tener una entrevista con el hijo el cual nos juraba que atendía a su padre de forma muy correcta y que le ayudaba con su aseo personal todos los martes y jueves negando el descuido que le achacábamos.

Nos hemos encontrado casos de desnutrición en mayores donde la familia se quejaba de que el mayor no tenía apetito y que no comía por que no lo necesitaba. cuando la realidad era otra y al mayor no se le daba el sustento adecuado y el auxiliar casi sin medios se las ha tenido que arreglar para poder preparar unos menús adecuados que permitieran al usuario volver a coger peso y energía.

Con todos estos ejemplos de casos reales en Cuidar Bien a los Mayores nos hemos planteado soluciones que pasan por formar a nuestros trabajadores en la detección de estos comportamientos así como elaborar un protocolo de actuación cuando se lleven a cabo.

Dicho protocolo será objeto de estudio en una próxima entrada.

familia

En Cuidar Bien a los Mayores queremos ser parte de su familia

Se han cerrado los comentarios